Balance entre vida laboral y familiar

La conciliación no solo es beneficiosa para los trabajadores, que se sienten menos estresados y frustrados, sino también para las empresas, que ven reducido el absentismo y la rotación de personal

En las empresas actuales cada vez se tiende más a modelos de trabajo flexibles, que permitan a sus trabajadores y trabajadoras una mayor libertad de organización de sus horarios, consiguiendo lugares de trabajo más productivos en vez de favorecer el presentismo. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer al respecto para conseguir el equilibrio entre carrera laboral y vida familiar.

Desde Antal International, consultora experta en la selección de personal especializado, hemos analizado, desde nuestra experiencia, los efectos positivos de las medidas de conciliación en las empresas.

Dentro las opciones que tienen las empresas para favorecer el equilibrio de la vida laboral y familiar de sus trabajadores, destaca la flexibilidad de horarios, permitiendo a los trabajadores que organicen su trabajo en base a la productividad o a la consecución de resultados y no tanto enfocándose a las horas que se trabajen. También se puede ofrecer a los trabajadores la opción de teletrabajo, proporcionando desde la empresa la tecnología necesaria para que puedan realizar su trabajo independientemente de la ubicación. Las tecnologías colaborativas permiten trabajar en diferentes dispositivos y compartir la información con los diferentes miembros de un equipo.

Todas estas medidas no solo son beneficiosas para los trabajadores, que se sienten menos estresados y frustrados, sino también para las empresas, que ven reducido el absentismo y la rotación de personal. Los trabajadores, además, se sienten más felices, son más productivos y suelen tener una mejor visión de la compañía. Es especialmente importante que estas medidas se sigan implementando en el caso de las mujeres, ya que muchas veces ven que pierden oportunidades laborales o las empresas ponen impedimentos por el hecho de ser madres o de estar en edad de serlo y se sienten en la obligación de elegir entre su carrera y su familia.

Queda mucho por hacer en temas de conciliación, para empezar, no todas las empresas tienen la capacidad de proporcionar a sus empleados las medidas adecuadas para una conciliación efectiva, pero cada vez más se dan pasos para conseguir que vida laboral y familiar no sea incompatible.