¿Por qué externalizar un proceso de selección?

 

 

El principal aliciente de una empresa a la hora de contratar una consultora de recursos humanos es el tiempo

A pesar de que siempre ha existido la necesidad de externalizar los procesos de selección, la aparición de ciertos portales y herramientas han devaluado el valor aportado por los clientes al trabajo realizado por las consultoras de búsqueda y selección de personal. No se puede negar que los portales de empleo y las redes sociales han revolucionado el sector de los recursos humanos, son herramientas muy útiles para llegar a ciertos perfiles de candidatos, pero al final, este tipo de portales no pueden suplir el trabajo que realiza un buen equipo especializado. La persuasión, la capacidad de “emocionar” con un proyecto nuevo y de hacer ver al candidato las ventajas de la oferta, no solamente la parte económica, nunca podrá ser sustituido por un portal de empleo.

Desde Antal International, consultora experta en la selección de personal especializado, hemos identificado cuáles son las principales ventajas de contar con un proveedor de selección de personal. Los principales serian los siguientes:

El principal aliciente de una empresa a la hora de contratar una consultora de recursos humanos es el tiempo. Los proveedores de selección de personal economizan los tiempos y el capital del equipo interno de recursos humanos, que pueden ocuparse en otras tareas. Las consultoras tienen la capacidad de organizar un equipo especializado que tenga la minuciosidad de hablar con cada candidato que se ajuste a las especificaciones del cliente, no sólo para evaluar su adaptación a la posición, sino también para “continuar” la cadena que se genera de información para localizar al mejor candidato.

Además, la consultora, deberá encontrar en el menor tiempo posible al mejor candidato, no sólo para el puesto que se necesita cubrir, sino también el candidato que mejor encaje en el tipo de organización y cultura.

Al candidato se le debería siempre ofrecer toda la información sobre el proyecto y organización, de manera que le sea fácil tomar la decisión. En este aspecto, las consultoras cuentan el proyecto de tal manera que generan el enganche sobre el proyecto y hacen ver al potencial candidato la ventaja de lo intangible (plan de carrera, equipo, empresa, localización, crecimiento profesional…) y no solamente la oferta económica inicial.

Por otra parte, las consultoras de recursos humanos son más objetivos, en los procesos de selección, lo que hace que los candidatos sean evaluados por igual. Esto, unido a la evaluación que hace el cliente en el proceso de entrevistas, hace que la selección sea mucho más veraz y valiosa, tanto de forma externa como de cara a los propios empleados de la organización cliente.

Por último, es importante recalcar que un proceso externo de selección se debe tomar la decisión de la consultora que más capacidad y conocimiento tenga para el éxito del proyecto, y lo ideal es buscar la mejor consultora para realizar el proceso de selección y evitar abrir el mismo proceso con varias empresas ya que, se produce una problemática a la hora de elegir cuál de las consultoras ha presentado primero a los candidatos, creando un mal ambiente de trabajo para los consultores. Además, se da una mala imagen a los candidatos, que reciben constantes llamadas sobre el mismo proceso. Al tener un solo proveedor de recursos humanos, se cuenta con un único interlocutor, que se convierte en un partner estratégico pasando, prácticamente, a formar parte del equipo de la propia empresa, conociendo al equipo interno de recursos humanos, el clima laboral, los proyectos de la empresa cliente… Y por lo tanto, aumenta las probabilidades de que el encaje entre candidato y empresa sea óptimo.