Retener el talento por encima de los 45 años

  • Dada la tendencia actual, donde cada vez vamos a jubilarnos de una forma más tardía, no tiene sentido que sigamos desperdiciando el talento senior

En España, a la hora de revisar CVs, todavía se toman muy en cuenta dos datos: la fecha de nacimiento y el género. Aunque se intentan tomar medidas que favorezcan la integración laboral de los colectivos más desfavorecidos, como ayudas a la inserción o medidas que eliminen o disminuyan la discriminación laboral en los procesos de selección, sigue siendo habitual que se rechacen perfiles por edad o sexo.

Desde Antal International, consultora experta en la selección de personal especializado, analizamos las ventajas de contar con talento senior dentro de las organizaciones.

El talento mayor de 45 años no es necesariamente reticente al cambio en las organizaciones, tampoco la transformación digital es una excusa para evitar la inclusión de este colectivo en las organizaciones. El analfabetismo digital o el desconocimiento de las tecnologías tiene más que ver con la curiosidad de la persona y su búsqueda de la mejora continua que con la edad.

Entre las ventajas que pueden aportar los perfiles senior a una organización están, en primer lugar, la experiencia. Además, el conocimiento de diferentes tipos de organizaciones y de culturas de empresa, pueden aportar un valor añadido a la organización. Los trabajadores con más de 45 años pueden contribuir con su experiencia en momentos de crisis o necesidad. Por otra parte, estos perfiles, generalmente, buscan la estabilidad y el compromiso con la compañía.

Durante la crisis se produjo una gran destrucción de empleo. Los trabajadores más senior de las organizaciones fueron forzados a acogerse a prejubilaciones que, en muchos casos, no fueron cubiertas con talento nuevo. En este contexto, no solo se perdieron puestos de trabajo, sino una gran cantidad de talento y de experiencia. Dada la tendencia actual, donde cada vez vamos a jubilarnos de una forma más tardía, no tiene sentido que sigamos desperdiciando el talento mayor de 45 años.