Becarios en plantilla: una oportunidad para estudiante y empresa

Las becas y prácticas en empresa dan la oportunidad a los estudiantes de incorporarse a la realidad del mercado laboral, así como a empezar a adquirir experiencia. Además, a las empresas, les da la ocasión de incorporar a la empresa aquellos jóvenes que hayan demostrado en su periodo de beca o prácticas una predisposición o implicación con el proyecto empresarial, también de formarles desde cero con los procedimientos, cultura, visión… de la compañía.

Dada la situación económica y laboral de España en los últimos años, la condición de becario se convierte en un requisito previo casi indispensable para poder acceder a una posición de empleado dentro de una organización, y esto ha provocado que en ocasiones se abuse de esta figura para el ahorro de un contrato de trabajo. En muchos casos, los estudiantes se encuentran con una sobrecarga de responsabilidades o una ayuda económica insuficiente e incluso inexistente. En este contexto, resulta complicado dar con una empresa que realmente le de voz a los jóvenes en prácticas, responsabilidades y, sobre todo, confianza.

Es así como tras encontrarme con ofertas que sobrecargaban al becario de funciones no relacionadas con su titulación, ofertas no remuneradas o pobremente remuneradas para la carga horaria, funciones y distancia, di con Antal International, consultora experta en la selección de personal especializado.

Como titulada en Psicología del trabajo, de las Organizaciones y Gestión de Recursos Humanos, buscaba que, ya que estoy obligada a hacer prácticas para entrar en el mercado laboral, por lo menos estas me brindaran una experiencia real en mi área de conocimiento. Es así como, en mi búsqueda por oportunidades ligadas al sector de la selección de personal, encontré la oferta de Antal: “En ANTAL SPAIN (Madrid) estamos interesados en incorporar un Becario/a a nuestro equipo de Selección de Ingeniería-Operaciones… Darás apoyo al equipo de consultores senior en lo que a procesos de selección se refiere”.

Actualmente llevo 3 meses en la empresa y puedo decir que esta descripción se queda, por mucho, corta. En Antal he tenido la oportunidad de conocer profesionales con años de experiencia en el sector que, genuinamente, se preocupan por la calidad de sus procesos y en inculcar estos estándares a las personas que venimos a ganar experiencia. El ambiente creado hace que uno se sienta más que parte de un equipo, de una familia. Los becarios aquí nos sentimos escuchados, valorados y útiles. Contamos con profesionales seniors con una excelente disposición a enseñar y a delegarnos funciones de responsabilidad en miras a nuestro crecimiento profesional. En lo personal, mi experiencia está siendo más que satisfactoria, ya que he encontrado un lugar en donde se me permite hacer en vez de ver, en donde se me permite tener dudas y hacer preguntas que sé que serán respondidas con lujo de detalles, y en donde siento que se toma en cuenta mi criterio a pesar de mi poca experiencia, y en donde las ganas y la buena disposición se premian con confianza.

Así que hoy puedo decir que sí, que sí existen empresas que realmente se preocupan porque sus becarios aprendan, en donde se valora su potencial y no sus años de experiencia y en donde al demostrar tu valía te abren la puerta a nuevas oportunidades y Antal International es la prueba.

Bethsabé Casas